lunes, 1 de junio de 2009

Stop the clocks.-

Es verdad. Muchas cosas andan rondando en direcciones distintas. Son tantas cosas que no tengo ojos suficientes para verlas todas. Cosas mías y ajenas. Es tan poco el tiempo de atención que les presto, que a veces temo perderme algo de verdad importante. Algún dato que se me haya escapado. Algo que yo debiera saber. O algo que no debería saber. Las cosas siempre son contrarias, y no tengo por qué estar feliz por ello. Las cosas pasan, como la vida, pero eso no es asunto mío. Mi preocupación está en vivir, y soy feliz con esa responsabilidad.




2 comentarios:

equistene dijo...

déjate de dar la cacha, aquí el único horizonte es el Bro chico, tai clarinete.

Nancy Daniela Mun* dijo...

oye, toy picá con la vida
porque sí, todo anda pal otro lao y hace rato que no hablamos :( (u)
y no es mi culpa! yo insisto en que son las fuerzas cósmicas